Que puedes hacer por las abejas silvestres, abejorros, mariposas y aves. Ahora.

18 Nov

No voy a extenderme sobre lo que ya sabemos todos acerca de la crisis de los insectos en general y los polinizadores en particular, de los que dependen toda la cadena alimentaria (incluidos los humanos).

Tampoco sobre el colapso de las colmenas, motivado por

  • la destrucción de su hábitat (agricultura industrial, monocultivos de árboles, jardinería ornamenta convencional …).
  • los venenos agrícolas
  • Ciertas prácticas apicolas, como cosechar toda la miel en otoño y dar azúcar a las abejas para pasar el invierno.

Lo que quisiera compartir hoy es qué puede hacer cualquier persona que tenga a mano un descampado, un terreno agrícola o zona periurbana abandonada, un pinar de repoblación bajo mínimos en cuestión de biodiversidad, sin necesidad de tener una colmena y criar abejas.  Solo ayudando a las abejas silvestres y abejorros.

 

Crear entornos apropiados

Hay especies vegetales especialmente interesantes por la estructura que ofrecen y extremadamente fáciles de reproducir:

  • Zarzamora.  Sí, las zarzas de toda la vida.   Antes de producir moras, pasan muchas cosas.   Ver la zarzamora en primavera en un espectáculo, una mata de unos pocos metros cuadrados es capaz de alimentar a cientos de abejorros, mariposas y más.   Las flores duran hasta el verano, ofreciendo alimento a polinizadores cuando otras flores ya no están.  Sus frutos dan alimentos a pájaros, zorros y muchas especies.  El suelo mullido y no pisable  bajo la mata ofrece  un refugio a los abejorros para reproducirse, ya que un 70% de abejas silvestres y abejorros ponen los huevos en el suelo. 
    Donde plantar:  es ideal para biodiversificar bosques pobres en especies vegetales, dehesas, pinares de repoblación, campos agrícolas abandonados, lindes de campos … (no merece la pena hacerlo cerca de campos agrícolas convencionales, pues morirán a causa de los venenos que utilizan).
    Reproducción: es extremadamente sencillo, lo ideal es hacerlo en otoño. Puedes escoger una mata de zarza robusta cerca de la zona donde la quieres plantar, cortas unas ramas (¡¡con guantes!!).  En la zona de destino haces unos surcos  (no hace falta que sean profundos)  y entierras una rama en cada surco (unos 2/3 de la rama), dejando fuera la punta, mínimo un palmo.  Es mejor hacerlo después de haber llovido, o regarlo a continuación.
    Te será más fácil tener éxito si lo haces en las inmediaciones de una zanja natural de infiltración (foto de arriba), o allí donde al llover siempre quedan charcos.
  • Hiedra.  Ofrece refugio (hábitat para nidificar) a pequeños pájaros, alimento y refugio a abejas y abejorros….  
    Donde plantar:  Allí donde haya edificios abandonados en zonas rurales o semirurales, muros de piedra …
    Reproducción:  por esqueje.  En youtube hay muchos vídeos. Escoge una variedad adaptada a tu zona, lo más cerca que encuentres de la zona de destino, y que te conste tenga flor y fruto.
  • También puedes plantar arboles/arbustos adecuados. En esta página y esta otra tienes mucha información; también es buena idea contactar con algún grupo reforestador local, pues ellos saben qué, cuando y cómo plantar.  Los setos multiespecies ofrecen hábitat y alimento a muchas especies de abejorros y aves y otros muchos beneficios ecológicos.

Hoteles de insectos

  1. Ciertas especies de abejas y abejorros (¡¡y muchas otras especies!!) anidan en agujeros en la madera. Puedes hacer hoteles de insectos (hay mucha información en la red), o algo más sencillo.   También puede servir un trozo de madera con agujeros de varios tamaños realizados con una taladradora, instalado de forma estable en un árbol (a ras de suelo es posible que no funcione).
  2. No cortar árboles muertos.  Los arboles muertos son un refugio formidable para multitud de pequeños seres, incluidos polinizadores, y un elemento esencial para la renovación del bosque.  (Nota: se entiende que cuando el árbol muerto está en una zona que implica peligro para las personas esta recomendación no vale.   Los árboles  de ciudad se rompen con mayor facilidad, debido a las podas que les obligan a alcanzar alturas y formas no naturales, y también por crecer en un suelo pobre y ser regados con aguas de peor calidad).  

Podar el césped por zonas … o reducir superficie de césped 

 

Uno de los principales inconvenientes de la jardinería convencional es el reinado del césped y la guerra contra las hierbas espontáneas (mal llamadas “malas hierbas”).   Muchas de estas hierbas espontáneas (diente de león, caléndula, trébol , cantueso…)  ofrecen un alimento fundamental a abejas y abejorros y otros insectos.   Se puede reducir al máximo la superficie dedicada al césped, diversificar la flora, y dejar las flores silvestres que aparecen espontáneamente.  Muchas son plantas medicinales para las personas, pero también para el ecosistema.   Si no queda más remedio que tener césped, podarlo por partes en lugar de todo de una vez ayuda a que las abejas no se queden sin comida de un minuto para el siguiente sólo porque ha pasado el jardinero con la máquina.  Y por supuesto ¡¡no usar productos químicos!!

 

Artículos relacionados

 

 

 

 

 

 

 

 

http://notasdecampoyjardin.blogspot.com/2013/10/las-flores-de-hiedra-y-sus-comensales.html