Equiparar permisos de maternidad-paternidad o la igualdad mal entendida

29 Ago

Quieren equiparar los permisos de maternidad y paternidad.  Aumentar, sí, en los dos casos, pero ¿equiparar?  ¿Alguien ha preguntado a los bebés?  ¿Alguien ha consultado con algun/a psicóloga/o perinatal sobre un tema con tantísimas implicaciones psicológicas y sociales?

Necesitamos ir más allá de lo políticamente correcto y averiguar qué es lo biológica y psicológicamente adecuado.

Entiendanme, que sí es necesario que el padre tenga una baja paternal más larga.  Imprescindible, pero, si se trata de ampliar varias semanas ¿es necesario que toda esa baja sea al principio de la vida del bebé cuando la necesidad de madre es máxima?

Aplicar una regla de tres tan simple a algo tan tan delicado y con tantos matices e implicaciones psicológicas es un riesgo, porque no incluye la pregunta de qué es lo que necesita el bebé, que es lo que la naturaleza ha previsto, teniendo en cuenta que los tres primeros años son los más decisivos.  Porque resulta que somos naturaleza, y ella tiene un plan.  La diferencia entre mujeres y hombres en ningún aspecto eso es más evidente que en la reproducción y la crianza en las etapas temprana. Por eso antes de tomar decisiones, y para que éstas sean las adecuadas, conviene observar sin prejuicios y tener en cuenta qué tiene previsto la naturaleza para la crianza de la especie más inteligente:

  • Diapositiva1

    Nils Bergman

    El bebé nace del cuerpo de su madre y está diseñado para estar en su regazo desde que nace.   Cuando está en contacto físico y emocional con su madre, el desarrollo neuronal y la regulación de los sistemas internos es óptimo.  Todos los recursos de la neurobiología están puestos al servicio de la creación de un vínculo de apego del bebé con su madre, en su dimensión física y psicológica-afectiva, que van unidas.  Resulta que -aunque lo hayamos olvidado- somos animales mamíferos, y si observamos la naturaleza veremos que cuanto más inteligente es una especie, más intenso y prolongado es el vínculo madre-criatura.  En los primates, que son los animales con cerebro más grande y con los cuales estamos genéticamente emparentados en mas de un 95%, las crías permanecen pegadas al cuerpo de la madre durante años.  Son las criaturas las que se independizan, es un proceso gradual dirigido por ellas, no los adultos.  El vínculo con el padre o los familiares son importantes, pero se va desarrollando posteriormente y de forma gradual; en las primeras etapas, su principal papel es apoyar a la madre.

      

  • La mejor manera de luchar contra la delincuencia y la violencia es ocuparse de los bebés". Eduard Punset

    “La mejor manera de luchar contra las enfermedades mentales contra la delincuencia y contra la violencia es ocuparse de los bebés”. Eduard Punset ____________________________

    Psicológicamente, el bebé está fusionado con su madre durante los primeros dos años.  Hasta esa edad no hay una conciencia clara del yo como algo distinto de la madre (o de la persona con la que haya creado este vínculo, si la madre fallece o algo similar).  Y esto es así independientemente de que nos parezca correcto o no. Por ello las separaciones generan estrés en el bebé; cuanto más tempranas y prolongadas, más tóxico es el estrés.  Permitir el maximo tiempo posible esa fusión es el mejor escenario posible para su desarrollo físico, emocional y mental.  Lo que sí es imprescindible es dignificar esta importantísima tarea, darle la importancia que tiene a nivel no sólo familiar sino también social, apoyarla desde las instituciones y la sociedad, aumentar la baja maternal, flexibilizar el mercado laboral, promover medidas de conciliación que no supongan institucionalizar a los niños más horas al día, poder integrar a los bebés y niños en la vida diaria sin que se monte una tormenta mediática, comprender el importantísimo papel del apoyo familiar y de la comunidad (padre, familia, amigas, grupos de apoyo). Las primates no crían en soledad, ni lo ha hecho la especie humana hasta la era industrial y de las ciudades-dormitorio.

  • La lactancia materna depende de la madre.  Si la OMS, UNICEF, la ASOCIACION ESPAÑOLA DE PEDIATRIA y todos los organismos científicos recomiendan la lactancia materna en exclusiva hasta los seis meses, y mantenerla hasta los dos años mínimo mientras se introducen alimentos, es por algo.  Algo que no sólo se refiere a la salud física de los bebés (previene la obesidad, la diabetes, las infecciones….) y de la madre (ayuda a prevenir el cáncer de mama, la osteoporosis, la diabetes….), también porque es una inversion en salud emocional y mental para las criaturas, y en definitiva para la sociedad.

foto-portadaNo nos quedemos con una visión tan parcial y políticamente correcta de las cosas, y preguntemonos si es biológica y psicológicamente correcta.  Es un tema tan importante que necesitamos enfocarlo de un modo más holístico,  comprensivo con las auténticas necesidades de los bebés y las familias, y suficientemente flexible como para que quepan todos los matices y las familias tengan libertad para organizarse según su circunstancia.

Estamos ante un tema de enorme trascendencia sobre la salud mental de la sociedad. La mente racional es el ultimo eslabón de un proceso evolutivo complejo, que ha unido en nosotros el cerebro reptiliano, emocional (mamífero) y el neocortex.   Y el puente es el cerebro emocional (mamífero) ese que madura en los primeros años en el seno de vínculos afectivos significativos, el más primario de los cuales es el vínculo madre-bebé.  Como decía Joseph Chilton Pearce:  “esta integración de lo inferior en lo superior no se está realizando bien en nuestros niños.  En muchos casos, está sucediendo al revés. Y no hay nada más peligroso que un brillante reptil“.

Dicho esto, por supuesto que es importante que el padre se implique más en la crianza, por supuesto que necesitamos una baja paternal más larga,  pero cuando se trata de ampliar a varios meses ¿tiene que ser necesariamente en la etapa en que la necesidad de fusión del bebé con su madre es maxima?  ¿Por qué no puede ser más adelante?

1208851_515608971846782_884100876_nLo que es urgente es ampliar la baja maternal, según urge esta plataforma de psiquiatras y psicólogos infantiles.  No da igual cómo se críe un bebé.  En los países del norte de Europa, las madres tienen bajas maternales de un año o más, con la posibilidad de prolongarlo, y a partir de un cierto mínimo que corresponde a la madre, son los dos miembros de la pareja quienes, en función de sus deseos y circunstancias particulares, acuerdan cómo se organizan, no viene el Estado a decirles cómo y cuando lo tienen que hacer.

Que no hay dinero, dicen. Pues depende de cómo se mire.  Si los países nórdicos tienen permisos de maternidad-paternidad tan largos es porque han descubierto que invertir en promoción de salud física y mental de las familias (es decir, de la sociedad) a largo plazo sale más barato que gastar en reparar y en malas soluciones.