Retrasar la escolarización reduce espectacularmente la incidencia de TDAH

Vale, sustituyamos  “TDAH” por  “niños que se mueven mucho, son supuestamente inatentos y no responden a las expectativas de los adultos”.

Que los niños nacidos a finales de año acumulen más “diagnosticos” que los de principios de año, varios meses más mayores, es un indicio sólido de que algo se nos está escapando.  ¿No será que estamos pidiendo peras al olmo?  Pues todo parece indicar que sí.

Un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford (California) concluye que retrasar un año la entrada en el jardín de infancia reduce espectacularmente la incidencia de TDAH. Encontramos que retrasar un año la entrada en el jardin de infancia un año reducía la falta de atención e hiperactividad en un 73% a la edad de 11 años, y eliminaba prácticamente la probabilidad de tener un comportamiento inatento o hiperactivo  “anormal” o “más alto de lo normal“.  

En realidad podríamos hacer la lectura al revés, y preguntarnos si la principal causa de falta de atención, hiperactividad y problemas de aprendizaje no será la escolarización temprana … y la educación excesivamente académica antes de tiempo.

Kindergarten-Day-670x447Otra conclusión de este y otros estudios realizados sobre la etapa de la educación infantil es que prolongar la etapa de juego libre mejora la salud mental infantil.  ¿Qué estamos haciendo pues?

Y ahora viene lo más notable del artículo:  el estudio no habla de retrasar la escolarización de los 3 a los 4, ni de los 4 a los 5, sino ¡¡de los 5 a los 6 años!!   En España, niños de 3-4 años están ya sentados frente a una mesa, coloreando fichas y aprendiendo a escribir y a contar, mucho, muchísimo antes de estar mínimamente maduros para ello y sacrificando lo más importante que pueden hacer a esa edad: jugar.  ¿cuanto daño estamos haciendo a nuestros niños?  Que además se lleven deberes para casa ya es para llorar.

Aunque la cuestión no es sólo la edad de empezar el jardin de infancia sino cual es la función que cumple la educación infantil a esas edades.  En Finlandia y países nórdicos los niños comienzan la escuela a los 7 años, y sí, muchos niños van antes a un “kindergarten”, pero lo único que hacen es jugar, la mayor parte del tiempo al aire libre.

1231692_516198235121189_628418243_nLa cuestión no es sólo cuando se empieza el jardin de infancia, sino qué se hace en él.  Si haces del jardin de infancia la nueva primaria, entonces los padres pueden decidir retrasar la entrada. Si no lo es, entonces los padres podrían no retrasarlo”  concluyen los autores del estudio.  

Resumiendo: Los programas diseñados por el  sistema educativo español actual no satisfacen las necesidades de los niños y están causando mucho daño por pretender adelantar procesos sin tener en cuenta las etapas evolutivas infantiles.  Ya hay suficiente evidencia; es hora de parar esta sinrazón, no legislar sin escuchar a los pedagogos, y aprender de otros sistemas más avanzados, como los nórdicos, las escuelas Waldorf u otras escuelas con pedagogías más acordes con las necesidades de las niñas y los niños.